Crea tu página web con un diseño web profesional. Hoy en día, tener página web es imprescindible para las empresas. Los consumidores ya no acuden a locales físicos para informarse sobre lo que necesitan, ya sean productos o servicios. Estamos en la era de Internet y este es el medio que las personas usan para tomar contacto antes de comprar.

Si lo pensamos con detenimiento, ni tú ni yo salimos de casa cuando necesitamos comprar un ordenador, ropa, un coche o cualquier otro artículo. Por el contrario, nos informamos a través de la red. Comparamos precios, miramos dónde ofrecen mejores condiciones y hacemos un pequeño estudio antes de decidir dónde acudiremos para, finalmente, comprar lo que necesitamos.

Por tanto, si un establecimiento no tiene página web, no lo tendremos en cuenta. Pero, es más, si la página web de cualquier negocio no está cuidada y hecha de forma profesional, nos dará mala imagen. Esto hará que descartemos ese negocio sin ni siquiera tener en cuenta lo que ofrece o las ventajas competitivas de sus productos.

Por ello, una página web de tu empresa podrá abrirte un nuevo y amplio abanico de posibilidades empresariales, ya que podrás llegar a muchas más personas. Pero, por otra parte, no valdrá cualquier tipo de página web, sino que su elaboración requerirá de esfuerzo, imaginación y necesitará un diseño web profesional.

¿Cómo crear una página web profesional?

Lo primero que debemos tener en cuenta a la hora de crear una página web es que, si queremos que sea profesional, no será gratuita. Es cierto que existen plataformas gratuitas donde crear páginas web. Sin embargo, normalmente limitan las funcionalidades y esto puede perjudicar gravemente tanto al diseño web como al desarrollo web.

No obstante, el precio no es desmesurado y, si se gestiona debidamente, resultará bastante rentable para el negocio.

¿Cómo crear una página web profesional? Clic para tuitear

Escoger un dominio

Elegir un dominio es el primer paso para crear tu página web. Este dominio debe representar a tu negocio. Si por ejemplo, tu negocio se llama Pastelería Eureka, un buen dominio sería “pasteleriaeureka.com” o “pasteleriaeureka.es”. Esto es importante para que, cuando la gente busque pastelerías, puedan identificar tu negocio.

Además, “pastelería” es un término más buscado que “Eureka”, por tanto, este término deberá ir al principio.

Elección de Hosting

​El hosting es un servicio que ofrece una empresa que se basa en alquilar un espacio en un servidor. Las páginas web ocupan espacio en la red, debido a los códigos, los archivos, las imágenes, etc. Por ello, este espacio debe pagarse para conseguir la mayor profesionalidad.

Además, se debe elegir una buena empresa que te ofrezca un buen servicio y te de confianza. De ellos dependerá que tu página funcione correctamente y que no se “caiga”. Si su servidor no funciona correctamente, el usuario que entra en tu página verá que esta no funciona y no visualizará nada.

Esto, normalmente, suele suponer un posible cliente perdido, ya que no volverá a entrar en tu web. Por este motivo, se debe hacer una elección de hosting con detenimiento y comparando todas las opciones. 

Programación de tu página web

Normalmente, para conseguir una página web profesional, es necesario un poco de programación. Aunque es cierto que se pueden utilizar plataformas que tienen una serie de parámetros predeterminados, cada negocio es un mundo. Puede que, por cualquier razón, se necesite crear un módulo nuevo o remodelar la plantilla para que se adapte a las preferencias de la empresa.

WordPress, por ejemplo, es una plataforma que permite crear páginas web muy profesionales. Además, es muy sencillo instalar WordPress en un hosting. Solo se tendrán que añadir los archivos del programa de WordPress al hosting.

Otra ventaja de esta plataforma es que tiene una gran cantidad de temas o plantillas que se adaptan a las necesidades de cada tipo de empresa y de cada profesional.

Cabe destacar que para esto, aunque es relativamente sencillo, puede que necesitemos los servicios de un profesional.

Inbound marketing

​El inbound marketing es una técnica que aúna la publicidad y el marketing. Se trata de una técnica no intrusiva que no incita al cliente a comprar desde un primer momento. Por el contrario, trata de captarlo ofreciéndole contenido interesante y haciendo que valore la marca no solo por sus productos o servicios, sino por lo que le aporta.

Estas aportaciones suelen ser informaciones interesantes o relevantes o bien contenidos de calidad o interesantes. Esta es la técnica que más se utiliza en Internet ya que es de las más efectivas.

Creación de un blog

​Realmente, este paso viene dado por el anterior. Para crear contenido de calidad, lo ideal es crear un blog que complete tu página web. Ambas plataformas pueden estar conectadas para que quienes lleguen al blog accedan a la página web y viceversa.

Este blog será el lugar ideal donde volcar los contenidos. No obstante, no se puede hacer de cualquier manera. Crear y sobre todo mantener un blog es algo que requiere de esfuerzo y constancia.

No obstante, también aumentará los posibles clientes y, por tanto, los beneficios de la empresa.

Además, un blog es una de las mejores formas de posicionarte en Internet. El posicionamiento es un término que hace referencia al lugar en el que te muestra Google cuando alguien hace una búsqueda relacionada contigo.

Mejorar este posicionamiento se puede hacer pagando, lo que se conoce como SEM o a través del SEO.

SEO

El SEO consiste en una serie de estrategias que se aplican a la hora de redactar contenidos que consiguen mejorar tu posicionamiento. Estas estrategias están basadas en las palabras clave elegidas, entre otras cosas.

Para saber qué palabras clave elegir, existen muchas aplicaciones gratuitas que analizan las palabras más buscadas. Ellas podrán ayudarte a elegir la palabra clave adecuada para cada contenido.

Después de esto, se pueden seguir algunos consejos para mejorar el SEO.

Por ejemplo, colocar la palabra clave al inicio del título, hará que Google te posicione en mejor lugar que si no se pone. Si también se incluye en el primer párrafo y en algún subtítulo, el SEO mejorará y el posicionamiento también.

Redes sociales

Para asegurar el éxito tanto en tu página web como en tu blog, lo ideal es tener presencia en las redes sociales. Estas plataformas tienen un gran potencial en cuanto a difusión.

Prácticamente todos los usuarios de Internet tienen redes sociales y esto es algo que hay que explotar a la hora de crear una página web. No obstante, también requerirá de una investigación y estudio concreto.

Gestionar una red social no es ninguna tontería. Hay que actualizar el contenido, planificarlo, tener en cuenta los días coyunturales para hacer publicaciones adaptadas a la actualidad, etc.

Por ello, debemos tener en cuenta qué redes sociales usa el público al que nos dirigimos. No sirve de nada tener presencia en Twitter, Instagram y Facebook si nuestro público solo usa Facebook.

Una vez elegida la red social, se debe diseñar una cabecera, una imagen de perfil y crear una imagen base para las publicaciones escritas. En las redes sociales manda la imagen y es importante tener una con nuestro logo y adaptada a la imagen que queremos dar.

Desarrollo de la página web

Para el desarrollo web, lo más adecuado es contactar con un profesional. Podemos contar con los servicios de un diseñador web freelance o con los servicios de una agencia.

Debido a la necesidad de las empresas de dar el salto al mundo digital, cada vez hay más oferta de este tipo de servicios.

Aunque parece algo superficial, el diseño web es realmente importante. Os preguntaréis ¿por qué? Pues la respuesta es sencilla: al igual que la imagen física de la empresa, la imagen digital de una empresa dice mucho de la misma.

Una página web poco trabajada da sensación de dejadez al usuario. Y esto puede hacer que perdamos clientes. Además, el diseño debe ir de la mano del alma de la empresa.

Es decir, no puede ser igual el diseño de una página web de un negocio de organización de fiestas, que el de un despacho de abogados. Cada uno tiene una función diferente y esto se debe reflejar también en el diseño de sus webs.

De esta manera, entendemos que el desarrollo web; es decir, la creación de la página, debe ir acompañada del diseño. Y, a su vez, dicho diseño tiene que estar relacionado con el sentido de la empresa.

Identidad corporativa

Cuando los negocios deciden dar el salto a Internet, muchos de ellos no tienen una identidad corporativa definida. Dicha identidad se basa, principalmente, en los colores representativos de la empresa y en su logo.

Por ello, contar con los servicios de un profesional, es lo más adecuado. De esta manera nos aseguraremos de tener un logo llamativo, unos colores adecuados y conformar una totalidad equilibrada y cohesionada en nuestra web.

Para dar con el logo ideal para la empresa, el diseñador web o la empresa deberá hacer un estudio previo de los valores de la empresa. Tendrá que saber cómo funciona, cuál es la visión y la misión de la misma.

Así, logrará dar con el diseño perfecto del mismo. Además, no vale cualquier logo. Este será el que identifique a la empresa y el que la gente recuerde cuando piense en el negocio. La mayoría de la gente está cansada de los típicos logos que son iniciales enlazadas, o un dibujo típico de los servicios de la empresa.

Hay que exigir siempre un logo creativo y llamativo. Un logo del que no se pase de largo.

Hay que exigir siempre un logo creativo y llamativo. Un logo del que no se pase de largo. Clic para tuitear

En cuanto a los colores corporativos, se suelen elegir acorde a la función del negocio o empresa. Volviendo al ejemplo anterior, si tenemos una empresa de organización de fiestas, lo ideal serían colores llamativos y alegres. Así, se dará a los usuarios la sensación de ser una empresa activa, divertida, etc., que será lo que están buscando.

En el caso de un despacho de abogados, se debe aparentar seriedad. Por tanto, lo mejor son colores sobrios, más apagados y solemnes. Como, por ejemplo, azules oscuros o tonalidades burdeos.

Otro factor importante a tener en cuenta es el tipo de letra. La tipografía es algo que la mayoría de las personas pasan por alto a la hora de diseñar una página web. Sin embargo, es un factor que puede transmitir mucho.

Hay estudios que indican que las tipografías inspiran sensaciones. No es lo mismo utilizar Times New Roman que utilizar Comic Sans MS. La primera da una sensación de seriedad mientras que la segunda es más informal e incluso infantil.

Por ello, es importante conocer a fondo la empresa. Así se podrá elegir una tipografía adecuada en consonancia con los valores y el mensaje que el negocio quiere transmitir.

Cabe destacar que se pueden tener varias fuentes. No obstante, no es recomendable usar más de tres, ya que restará cohesión a la web.

A fin de cuentas el diseño web trata de transmitir y cada empresa tiene algo diferente que transmitir.

Diseño de paginas web

El diseño es otra parte muy importante del desarrollo web. Una vez que ya se ha diseñado el logo y se han elegido los colores corporativos, se comienza a construir la página web.

Hay millones de posibilidades para el diseño, por ello, también es necesario aplicar el estudio de la empresa al conformarlo. Normalmente, el asesoramiento de un profesional es bastante beneficioso para obtener un diseño creativo.

No obstante, si prefieres hacerlo por ti mismo, siempre puedes seguir estos consejos.

El diseño web debe ser limpio y fácil de usar. A veces, menos es realmente más. Obtener un diseño con espacio en blanco permite que los usuarios descansen la vista y así, será más fácil resaltar lo realmente importante.

Muchas webs quedan demasiado recargadas entre banners, pop-ups, botones… Por ello, los usuarios agradecen llegar de vez en cuando a una página simple, fácil y directa.

Analizar a la competencia puede ser muy beneficioso. Examinar las páginas web de otras empresas con funciones similares podrá darte ideas de cómo debe ser el diseño de tu web. Además, así podrás captar aquellas cosas que te gusten y descartar aquellas que no.

Puede ser realmente productivo y, sobre todo, podrás conseguir que tu diseño te guste tanto a ti como a tus usuarios.

La jerarquía visual es imprescindible. Esto consiste en localizar las cosas más importantes en los lugares donde los ojos se fijan más. Un truco muy útil es recordar que los humanos observamos en forma de Z. Es decir, de izquierda a derecha y de arriba a abajo. Por tanto, un diseño cuya jerarquía tenga esta forma será bastante exitosa.

Si queremos que los usuarios hagan click en ciertos contenidos, lo mejor será que se pongan en la zona superior en la parte izquierda, ya que será el primer lugar en el que se fijen. No obstante, hay que tener precaución y sólo poner contenido de valor. De lo contrario los usuarios se sentirán decepcionados y abandonarán la página.

Otro consejo es prestar atención a la legibilidad. Cuando un usuario entra en una web y le resulta molesto leer el texto, automáticamente se va. Hay que tener en cuenta que leer en una pantalla ya resulta molesto por el brillo de la misma. Por tanto, si nos cuesta distinguir el texto, no vamos a perder más tiempo en la página.

Lo idea es que el fondo del texto sea claro y la letra oscura. Además, la fuente debe ser legible. Como he dicho anteriormente, la elección de la tipografía es importante porque aporta una imagen de la empresa, pero también debe ser cómoda de leer.

Por ello, debemos adecuar el color y el tamaño de forma que se pueda visualizar correctamente y sin cansar la vista del lector.

Otra cosa a tener en cuenta es que el diseño sea responsive. Es decir, que se adapte a todas las plataformas. Hoy en día, el 86 % de la población accede a Internet a través de smartphones. Por tanto, una página web que no tenga un diseño adaptado al teléfono móvil, no tendrá éxito.

Adaptar el diseño se puede hacer automáticamente, ya que muchas plantillas ya adecúan el diseño al móvil. No obstante, a la hora de maquetar los contenidos e incluir las fotos, es importante tener en cuenta cómo se verán en un teléfono móvil.

Debemos intentar que las fotos ocupen la pantalla de forma que el texto que les acompaña quede debajo o encima. Si queda a un lado, probablemente aparezca cortado y se lea en cada línea una palabra hasta acabar la foto que ya continuará el texto de forma normal.

Esto es una mala maquetación que dará impresión de poca profesionalidad al usuario y es un aspecto que se debe cuidar.

Un truco para conseguir esto es, una vez hecho el contenido, abrir en otra pestaña la vista previa. En Google Chrome, si se plica el botón derecho y se pulsa “inspeccionar” saldrá una pantalla que te permitirá elegir la visualización en smartphone o tablet y así podrás comprobar su adaptación.

Por último, destaco el hecho de que el diseño no tiene por qué ser estático. Quizás en un primer momento creemos un diseño que nos encanta pero al cabo de uno o dos años ya no nos convence.

Si esto sucede, lo mejor es hace pequeñas modificaciones que adapten el diseño a nuestras preferencias. Pero siempre sin perder la identidad visual ya que esto confundirá a los usuarios que nos sigan.

Hay que renovarse y en el diseño web también hay modas. Existen plantillas que gustan más al público que otras, pero el público es cambiante. Los gustos y las modas cambian. Por ello, debemos ir adaptando nuestro diseño con el paso del tiempo.

Además, siempre se debe tratar de optimizar la web. Puede que una vez hecha se creen aplicaciones o pluggins que mejoren su funcionamiento. Si esto ocurre, lo mejor es adaptarla para mejorar la experiencia del usuario.

A fin de cuentas, lo que buscamos de nuestra web es que guste al usuario y que este se suscriba y vuelva a visitarnos.

Por tanto, para crear tu página web y que esta sea profesional debes combinar una gran cantidad de elementos.

Por un lado, has de llevar a cabo las partes técnicas. Es decir, la elección del dominio, la instalación del hosting y la elección de la plataforma en la que crearás tu página. Por otro lado, debes elegir la estrategia de marketing online y crear un blog y redes sociales en caso de que quieras obtener una mayor difusión.

Todo esto hay que hacerlo teniendo muy en cuenta el SEO para conseguir que en las búsquedas tu blog o página se encuentre bien posicionada y los usuarios puedan acceder a ella.

Y, por otro lado, deberás combinar todo lo anterior para lograr un diseño adecuado. Deberás tener en cuenta cada pequeño detalle y, en un principio, saber aprender de los errores y corregirlos.

Por tanto, aunque en muchas ocasiones se inculca la idea de que crear una página web es algo sencillo, en muchos casos no lo es. Yo mismo me he encontrado con personas que, tras intentarlo por sí mismos, han desistido y han acudido a profesionales.

Hay que ser conscientes de que la creación de una página web completa requiere de muchísimo tiempo y que, en muchos casos, no se dispone de él. Además, no todo el mundo es creativo y puede que se renuncie a tener un diseño mejor y a dar una mejor imagen online por no contratar servicios profesionales.

Mi consejo es que si quieres crear una página web, sopeses toda esta información y seas sincero contigo mismo. Debes preguntarte si serás capaz de hacerlo y si realmente tienes el tiempo que se necesita invertir.

Si tienes este tiempo, adelante. Con estos conocimientos podrás crear una página web perfectamente funcional y profesional. Si no te ves capaz o simplemente no tienes tiempo, lo mejor es que no renuncies a tener presencia en Internet.

Siempre puedes recurrir a los servicios de un diseñador web freelance o a una agencia especializada en la creación de páginas web. Yo mismo puedo ayudarte a solucionar tu problema, ya que soy experto en la creación y diseño de páginas web.

 

Luis Eduardo Alfaro

Luis Eduardo Alfaro

Hoy con mi marca personal, me centro en ayudar a emprendedores y marcas a ahorrar tiempo y crear con éxito sus proyectos de branding digital y desarrollo web. Tras 15 años de experiencia puedo optimizar tus conversiones para que puedas empezar a captar clientes y centrarte en lo que verdaderamente importa: Tú y tu negocio!.
Luis Eduardo Alfaro

Latest posts by Luis Eduardo Alfaro (see all)

Pin It on Pinterest

Share This